Soul Lions – Reggae sin límites

¿Qué hace una banda que no cuenta con instrumentos propios en un concurso? ¿Es que una banda de reggae puede sobresalir entre bandas de pop, rock o metal?

Un concurso de bandas en la ciudad de México, 11 personas que integran a una de las competidoras, la que llega a pie y cargando sus instrumentos, los que poseen porque ni siquiera completan el equipo necesario. Un entusiasmo, la inspiración; su amor por la música y la necesidad de transmitir un mensaje consciente a la juventud; los sentimientos que los motivan, en palabras de Miguel Carbajal Mejía, a tocar y crear reggae: Soul Lions, la banda que esa tarde resultó triunfadora.

El bar El Caradura fue el escenario que los convirtió en ganadores. La seguridad en su música los motivó a participar en aquel concurso. Tenían ganas de salir adelante y demostrar que podían hacer música que inspirara. Simplemente deseaban tocar en ese lugar y se llevaron una grata sorpresa.

Fue en mayo de 2015 cuando comenzó su participaron en el concurso. Soul Lions no contaba con el equipo necesario para ir y tocar. Miguel recuerda que los bateristas de los otros grupos llevaban instrumentos buenos y él “ni siquiera tenía platillos propios para ir a tocar, los que tenía eran prestados”, pero lo supo resolver con astucia cuando sugirió a los otros bateristas poner un platillo cada quien y ocuparlo durante todo el concierto, así ahorrarían tiempo en estar poniendo y quitando todo. “Ah, claro que yo puse el prestado”, cuenta.

“ni siquiera tenía platillos propios para ir a tocar, los que tenía eran prestados”

 

soul-lions-160815-17

Pasaron por dos eliminatorias y el día de la final, como ocurrió en las otras rondas, llegaron caminando al lugar y cargando ellos mismos sus instrumentos, “las demás bandas bajaban de camionetas y se nos quedaban viendo” mientras alguien más les ayudaba a bajar su equipo. Sintieron mala vibra de sus contrincantes, pero eso no les importó: la humildad de Soul Lions es lo que los hizo brillar en el escenario, cree Miguel, el fundador de la banda.

El momento del anuncio de los ganadores fue único, los integrantes de Soul Lions no lo podían creer, primero porque pensaron que el jurado se inclinaría por otro género musical, pues entre quienes lo conformaban estaban integrantes de los Daniel’s y La Castañeda, y la mayoría de bandas competidoras eran de rock alternativo y metal; pero el reggae resultó triunfante. Su reggae, el de Soul Lions.

Esa tarde se llevaron un premio en efectivo, con el que por fin pudieron comprar la camioneta que ahora los transporta a sus presentaciones. Más allá del dinero ganado, desde ese momento se sintieron más fuertes que nunca, “nos dimos cuenta de que sí se puede alcanzar ese grado de comunión o respuesta con el público”, menciona Miguel al asegurar que desde el sound check se ganaron a los asistentes al evento, a quienes no iban a verlos, a seguidores de las demás bandas porque el público de Soul Lions estaba integrado por tres personas.

“nos dimos cuenta de que sí se puede alcanzar ese grado de comunión o respuesta con el público”

soul-lions-160815-21

El triunfo en ese concurso resultó “una pequeña gran catapulta”, como lo afirma Miguel; el trabajo aumentó, los comenzaron a invitar a más eventos y ahora el público pide sus canciones y las canta junto con ellos. Lo más real, lo concreto que ganaron luego de tocar en El Caradura fue el valorar cada uno de esos logros.

Los orígenes de Soul Lions

Miguel Carbajal Mejía, baterista y voz de Soul Lions, pertenecía a una banda de reggae que se dedicaba a tocar covers, fue en diciembre de 2013 que se separó de ellos y decidió emprender su sueño para formar lo que hoy es Soul Lions. Fue entonces que buscó a Raúl Pérez, quien había sido el primer vocalista de aquella banda: “cuando lo conocí de inmediato me percaté de que tenía sed de hacer música propia y me pareció conveniente buscarlo”, cuenta Miguel el porqué de su decisión.

Así emprendieron el camino de sus letras “a partir de maquetas que hacíamos para armonizarlas, sound system“. Difícil en un principio porque otras responsabilidades impedían que se concretara el proyecto y éstas mismas provocaron la salida de Raúl. Miguel estuvo solo otros 6 meses: “experimenté la rudeza de las circunstancias a la que la banda se sobajaba”. Pasado ese tiempo, nuevamente buscó a Raúl. Ya unidos y decididos a crecer musicalmente llegaron César Cisneros y Andrés, concretando así otra parte del proyecto, aunque “la falta de compromiso con el proyecto” hizo que estos últimos abandonaran la banda.

soul-lions-160815-10

Para ese momento Miguel decide cantar y tocar la batería y llegan dos integrantes más: su sobrino Gamalier Marcelino (guitarra rítmica) y Raymundo Luna (trombón). Así retomaron el camino de hacer música. Más tarde llegaría Levi Cruz (segundo saxofón tenor), Roberto Fuentes, (trompeta); invitados al proyecto por Raymundo, y posteriormente el hermano de Gamalier, Marcelino Ramos (Teclado), el integrante más pequeño de la banda, con 11 años de edad y sin siquiera saber tocar, pero que con el apoyo de sus padres y los miembros de la banda se convirtió en parte fundamental de Soul Lions.

Finalmente llegaron Leonardo Boyso Pérez (bajo), Gustavo Edgar (sax alto), Kenedy Domínguez (guitarra base) y Ángel Tonatihu (percusiones), concretando así la agrupación “y cerrando filas de los integrantes, por la salud y compromiso de la banda hasta el momento. Todos con el mismo sueño, visión y sed musical”.

El proceso de creación de una rola

A Soul Lions reggae band los inspira la música de Peter Tosh, Gregory Isaacs, Barrington Levy, Israel Vibration, Skatalites, Alton Ellis, Los pericos, Los cafres, Gondwana, Resistencia Suburbana, Nonpalidece; y por su puesto su bandera a seguir siempre ha sido y será: Bob Marley.

Sus gustos pasan también por las bandas de la cuna Mexicana, como ellos les llaman: Antidoping, Los Rastrillos, La Ganja, Los aguas aguas; incluso por bandas ajenas al género del reggae como Panteón Rococó, Salón Victoria, Rude Boys y Skalariak.

Por la visión, responsabilidad y mensaje de sus canciones, también admiran a Víctor Jara y Rubén Blades. Estas se pueden considerar sus influencias y dan lucidez para conocer lo que Soul Lions quiere imprimir en sus letras. Por ello su proceso de creación de melodías pasa primero por la fase de decidir de qué tratará la canción, “hacia dónde o a quién va dirigida”.

soul-lions-160815-12

Las letras de sus canciones son composiciones de Giovanni Miguel junto con Raúl López. Aunque si algún otro integrante de la banda tiene otra letra o idea, siempre es bien recibida “entre todos la complementamos hasta darle cuerpo y alma”. Una vez que está escrita viene la composición y lírica, entonces ahí se involucran todos los integrantes.

Según el tema de la canción, la batería y bajo empiezan una maqueta exponiendo lo que sería el
“sentimiento y el ritmo de la letra, junto con las guitarras y teclado, que poco a poco van acoplando las notas y tiempos del ritmo”. Una vez que la maqueta está estructurada “entran los arreglos de la sección de metales”. Es en ese paso cuando finaliza la creación.

Quizá parece fácil, pero Miguel nos cuenta que lo más complicado es coincidir los 11 integrantes, los horarios y diferentes actividades de cada uno lo hace “mucho muy difícil”, pero saben que lo imposible no existe y que “es aún más difícil y triste dejar caer tu sueño por cosas triviales”.

El Soul Lions es:

Giovanni Miguel Carbajal (Batería y voz)
Raúl López (Voz),
Gamalier Marcelino Ramos (Guitarra rítmica),
Marcelino Ramos (Teclado)
Raymundo Luna (Trombón),
Levi Cruz (Saxofón tenor),
Roberto Fuentes (Trompeta),
Gustavo Edgar Placido (Saxofón alto),
Leonardo Boyso Pérez (Bajo),
Kenedy Domínguez (Guitarra base),
Angel Tonatihu Hernández (Percusiones)

Encuentrálos

Facebook: TheSoulLionsReggaeBand

Comparte

Artículos Relacionados

POSTS

Síguenos